Buggati Chiron, el Superdeportivo de lujo más rápido del mundo

bugatti chiron coche lujo

No es coherente, no tiene sentido alguno y la única razón de su existencia es el exceso. El Bugatti Chiron es la máxima expresión de la opulencia, del sinsentido, del exceso. No entiende de ahorro de costes, ni de medio ambiente, ni mucho menos de límites; es un automóvil descabellado, ostentoso y brutal en todos lo sentidos.

Es el ‘hijo’ del Bugatti Veyron, la joya de la corona del Grupo Volkswagen y una muestra de su poderío tecnológico y su capacidad para crear automóviles espectaculares, avanzados y desmesurados. Con el Bugatti Chiron se vuelve, una vez más, a crear el automóvil más potente y rápido de producción envuelto en el máximo lujo y sofisticación, sumado a la tecnología más avanzada tanto en técnicas de construcción, sistemas de gestión y control y materiales.

Bugatti siempre ha sido sinónimo de coche de lujo, de exceso y de ostentación. Sus automóviles se diseñan con el único objetivo de ser lo máximo en todo, sin tener en cuenta los costes de producción ni, evidentemente, los costes de adquisición posteriores. Sólo vale lo mejor de lo mejor.

El superdeportivo de lujo  más rápido del mundo

bugatti chiron

Ettore Arco Isidoro Bugatti es el nombre del fundador de uno de los constructores más exclusivos del mundo. Ya venía de una familia acomodada y estaba acostumbrado a tenerlo todo y además, sin reparar en gastos. Se dice que era un hombre extravagante, prepotente y altanero, pero al mismo tiempo un soñador y una persona de buen gusto y fue capaz de convertir el automóvil en arte tanto técnica como visualmente.

El Bugatti Chiron, el último modelo lanzado por el fabricante y el segundo desde que está bajo control de Volkswagen, es la viva imagen del sueño de Ettore, que era fabricar el coche de lujo, más rápido y potente del planeta; un coche de alta gama, el mejor coche del mundo en definitiva. Para definir al Chiron faltan calificativos y usar la expresión ‘superdeportivo de lujo’ se queda extremadamente corta par abarcar todo lo que es capaz de hacer este coche, si realmente podemos llamarle coche.

Se trata del automóvil de producción más potente, del superdeportivo de lujo más rápido de todos los fabricados en serie. Un vehículo cuyo motor anuncia 1.500 CV y un par de 1.600 Nm extraídos de un propulsor tan descomunal como el propio automóvil. Alcanza los 8.000 centímetros cúbicos repartidos en un total de 16 cilindros colocados en una posición extremadamente inusual, formando una ‘W’. Tiene cuatro turbos controlados electrónicamente, un cambio automático de doble embrague de siete relaciones, tracción total con reparto vectorial, unos neumáticos creados y desarrollado en exclusiva para el modelo (a casi 2.000 euros la unidad) y no sólo es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 2,5 segundos, sino que su velocidad máxima se cifra en 420 km/h ¡¡limitados electrónicamente!! En teoría, podría superar los 450 km/h pero no existen neumáticos que lo soporten. Este motor consume cada minuto el equivalente a 60.000 litros de aire y 800 litros de agua, siendo capaz de gastar los más de 90 litros del depósito en cerca de 20 minutos.

El Bugatti Chiron no sólo es potencia, también es tecnología

superdeportivo-lujo-bugatti-chiron

Una bestia así necesita una gestión especialmente trabajada. Una ‘red de seguridad’ por si las cosas se tornan complicadas y para eso, la electrónica y la tecnología es primordial. Es otro de los puntos donde el Bugatti Chiron demuestra exceso y desmesura, por si todo lo comentado hasta ahora parece poca cosa. Por ejemplo, la suspensión es electrónica y autorregulada, cambiando sus parámetros continuamente y adaptándose a cada situación. La dirección es electromecánica, controlada también por electrónica y por algunos sistemas de seguridad. Los frenos son de material compuesto por fibra de carbono y cerámica, capaces de soportar temperaturas de más de 1.000 grados siendo más grandes que una paellera.

Existen cinco modos de funcionamiento de todo el sistema electrónico de gestión del coche que afectan a la dirección, suspensión y motor, a lo que debemos sumar la aerodinámica con elementos activos. El chasis se fabrica íntegramente con fibra de carbono y la suspensión con aluminio, mientras que el habitáculo está completamente forrado en piel y adornado con fibra de carbono, aluminio y metal pulido.

Además de ser el superdeportivo de lujo más rápido del mundo, el Bugatti Chiron también es el más caro costando la friolera de 2,5 millones de euros sin impuestos.

Javi Martín

Buggati Chiron, el Superdeportivo de lujo más rápido del mundo
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *