¿Qué es un coche premium o de alta gama?

Jaguar Alta Gama

¿Qué es un coche premium o de alta gama?
5 (100%) 1 vote
En el universo de los coches de alta gama, las cosas son bastante diferentes a lo que se puede encontrar en otros segmentos del sector. Los automóviles que se pueden encontrar a este nivel de precios y prestaciones, suelen ser especiales. Y no porque sean caros o tengan, en ocasiones muy, muy extrañas y caras, detalles descabellados como cristales de Swarovski, sino por muchos otros atributos.

Muchas gente sueña con tener un automóvil de alta gama, un modelo premium que tenga calidad, prestaciones y sobre todo, una imagen potente. Un coche premium ofrece muchas cosas, pero lo que más llama a la mayoría de los conductores es la imagen, pues tener un coche así presupone de antemano, una economía saneada. Un hecho que no siempre se cumple, pues un coche de alta gama, debido a la calidad de materiales y fabricación de las que hace gala, soporta el paso del tiempo mejor que cualquier otro y aunque sea un modelo antiguo y fácil de adquirir, la imagen, el estatus y sus acabados siguen intactos.

Coches de alta gama

Pero el marketing y el interés por ganar prestigio, ha provocado que los fabricantes denominados ‘generalistas’, marcas como Ford, Citroën o Volkswagen, lancen modelos bajo el apelativo de ‘premium’ desvirtuando un poco el concepto que se tiene de un coche de alta gama. Así que, ¿qué es un coche premium? ¿cualquier modelo puede ser de alta gama?

Es un tema un poco complicado de definir, pues un coche premium debe tener una buena calidad de fabricación y materiales, prestaciones, fiabilidad y diseño. Características que muchos fabricantes poseen, aunque no se les considere marcas de alta gama. Peugeot es un buen ejemplo de lo que contamos, así como Volkswagen o incluso Ford, que ofrecen muy buenos materiales y tecnología. Son fabricantes con mucho prestigio, pero considerados ‘generalistas’.

Un coche premium o de alta gama, además de esa calidad y esas prestaciones de las que hablamos, debe tener muchas más cosas. Las marcas consideradas premium, sea Audi, Jaguar e incluso Lexus. tiene todo un universo en torno a sus vehículos que hacen sentir especial a su propietario. Es cierto que son coches algo más caros, pero la atención al cliente o el servicio postventa se encuentran a años luz de cualquier otra marca. Aunque hay que tener claro que no llegan, ni por asomo, al nivel que pueden ofrecer marcas como Ferrari, Porsche y ya no digamos Rolls-Royce o Bentley.

coche premium

Otro punto a tener en cuenta es la sensación a la hora de conducir un automóvil de alta gama. No es lo mismo manejar un Audi que un SEAT, por mucho que se encuentren encuadradas dentro del mismo grupo industrial y compartas diversos componentes. Tampoco importa lo muy bueno que sea el modelo de SEAT (que lo son, todo sea dicho). Además, la gama de un coche premium es mucho más alta, con motores mucho más potentes y versiones que podrían dejar en ridículo a muchos deportivos. Sirva como ejemplo el Audi RS4, aprovechando que se ha mencionado a la marca. Un coche con carrocería familiar cuya última versión lanzada en 2013 (se renueva teóricamente en 2018), tiene un motor de ocho cilindros, 4.200 centímetros cúbicos y 450 CV.

Al final, un coche premium incluye muchas cosas, muchas variables que acaban influyendo. Un coche premium o de alta gama no tiene porque ser el mejor modelo del mercado, ni haber sido fabricado por la marca que mejor trata a sus clientes. Un automóvil de alta gama es aquel que aúna calidad, prestaciones, diseño, atención al cliente y además, hace de su conducción y posesión algo especial.