GMC Yukon Denali Ultimate Black Edition. Lujo al estilo USA

GMC Yukon Denali Ultimate Black Edition

Por todos es sabida la diferencia de gustos entre los diferentes mercados mundiales. Diferencias, por cierto, bastante notables en ciertos segmentos y muy difusas en otros. En algunos casos, esta disparidad suele centrarse en el apartado estético, como ocurre si comparamos el mercado europeo con el japonés, pero cuando se compara con el norteamericano, entran en juego muchos apartados junto al estético. El mercado estadounidense es uno de los más característicos, tanto por técnica como por concepto. Todo en aquel lugar es un tanto megalómano, aunque eso no quiere decir que sean peores y tampoco mejores; sólo diferentes y grandes, los coches norteamericanos son enormes.

Todo en Estados Unidos es grande, desde una simple hamburguesa hasta los edificios. Al otro lado del Atlántico, un coche como el Mercedes Clase A es un coche utilitario. Vamos, que tiene la categoría de un SEAT Ibiza en Europa.ADemás, también entienden el lujo de una forma muy diferente y ya no hablemos de los SUV. En europa, no hemos visto sorprendidos por una avalancha descontrolada de modelos SUV, pseudo todoterrenos cuya finalidad más obvia es circular por asfalto ofreciendo como principal reclamo, un aspecto más macizo y de mayor categoría. Coches que en Norteamérica son legión desde hace décadas aunque ofreciendo una fórmula sustancialmente diferente. Sobre todo cuando se trata de combinar lujo y SUV.

GMC Yukon Denali Ultimate Black Edition tres cuartos trasero

La mejor manera de ilustrar ese cambio de concepto, es el nuevo GMC Yukon Denali Ultimate Black Edition. Una edición especial de uno de los SUV de lujo norteamericanos más populares del mercado, pero que no llega al extraordinario tamaño de un Cadillac Escalade –aunque tampoco es precisamente pequeño–. Desprende una imagen puramente yankee con multitud de cromados y con un diseño que visto desde ojos europeos, exótico y muy diferente. No es un alarde de originalidad, es es evidente, pero destacaría en cualquier región de Europa entre el resto del tráfico.

El GMC Yukon está muy emparentado con el Chevrolet Tahoe y el descomunal Cadillac Escalade. Se trata de un desarrollo conjunto entre las tres compañías, propiedad de la multinacional General Motors –GMC son las iniciales de General Motors Comercial–. SE trata de un modelo tan grande, que puede llegar a ofrecer nueve plazas en su variante denominada XL, que alcanza al mencionado Escalade en espectacularidad. La versión ‘Denali’ es la más lujosa, potente y equipada de la gama.

Interior del GMC Yukon Denali Ultimate Black Edition

La última generación del SUV americano se lanzó en 2015 y supone la cuarta renovación de un modelo que lleva en el mercado desde 1992. Su longitud alcanza los 5.179 milímetros –un audi Q7, por ejemplo, se queda en 5.052 milímetros–, tiene 2.044 milímetros de ancho –el mismo Q7 llega a 1.968 mm–, la altura es de 1.890 y la distancia entre ejes tiene 2.946 milímetros –1.741 y 2.994 mm para el mencionado como referencia europea Audi Q7–.

Regresando al GMC Yukon Denali Ultimate Black Edition, nos encontramos como se ha dicho anteriormente, con una serie especial. Toma como base el acabado más lujoso y la carrocería ‘corta’ para crear una versión bastante aparente. Como la denominación indica, el color negro domina la estampa. Una tonalidad profunda y brillante que hace destacar los cromados, que abundan por todo el coche, incluyendo las llantas –de 22 pulgadas–. A esto debemos sumar el paquete ‘Open Road’, que incluye techo solar eléctrico, sistema de infoentretenimiento para las plazas traseras, estribos retractiles y el paquete Enhanced Security –control de crucero adaptativo y frenado automático de emergencia–. Como curiosidad, equipa sensores de rotura de lunas y movimiento interior, especialmente pensado para conducción off road, donde resulta sencillo que cualquier piedra u objeto sea proyectado contra el vehículo y cause pequeños incidentes.

Llantas cromadas del GMC Yukon Denali Ultimate Black Edition

Bajo el capó, este Yukon Denali tiene un propulsor a juego con sus dimensiones, un V8 de 6,2 litros, 420 cv y 621 Nm de par. Se combina con una transmisión automática de 10 relaciones y sistema de tracción a las cuatro ruedas. Si bien, está algo por debajo de las prestaciones de cualquier V8 europeo de similares características en potencia y par, hay que comentar que en Estados Unidos sigue habiendo regiones con gasolina de bajo octanaje, obligando a los fabricantes a no ‘apretar’ en exceso sus motores. Ésta, es una de las principales causas de los enormes motores americanos –para lograr una potencia aceptable con motores de baja compresión, se necesita cilindrada–.

General Motors Comercial no ha comunicado precio, pero el GMC Yukon Denali estándar, parte de los 68.965 dólares, unos 58.200 euros. Según publicaciones americanas como Motortrend, el precio del Ultimate Black Edition estará por encima de los 70.000 dólares, poco más de 59.000 euros. Si usamos el ya mencionado Audi Q7, en Estados Unidos la versión más potente, equipada con el V6 3.0 TFSi de 333 cv y un equipamiento casi sin extras, tiene un precio de 65.400 euros –según el portal de Audi USA–, siendo más pequeño y menos potente.


GMC Yukon Denali Ultimate Black Edition. Lujo al estilo USA
Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *