Los coches más caros de la historia

Los coches más caros de la historia

Ha tardado en llegar pero la especulación se ha asentado en el sector del automóvil de forma definitiva y contundente. El segmento más afectado, como seguramente muchos sabrán, es el de los clásicos y los coches de colección (que no son lo mismo). Modelos especiales de tirada muy limitada, antiguos deportivos con palmarés en competición, versiones populares cuyo éxito destacó en su día.

Se trata de un suceso que ha comenzado a ocurrir principalmente desde la crisis, cuyos primeros coletazos ya empezaron a hacer estragos allá por 2007/2008 y nos ha tenido a todos de cabeza. Ya se venía viendo una subida de precios escalonada desde finales de los 90, casi en los primeros compases del Siglo XXI. Pero desde que se inició la crisis el crecimiento en la especulación se ha disparado sin control.

Coches de alta gama

El principal escollo y que ha derivado en la actual situación, es la poca rentabilidad de los productos financieros. Desde que se comenzó a hablar de crisis, los inversores iniciaron una búsqueda de alternativas donde las grandes fortunas pudieran ‘refugiar’ sus valores. Buscaban activos que les permitieran recuperar la inversión, junto a un buen pellizco y el automóvil ha sido un caldo de cultivo perfecto.

Una gran parte de los coleccionistas actuales se han convertido en especuladores. Adquieren modelos míticos, especiales y/o raros para, como si fueran un museo, tenerlo aparcado en un almacén en espera de que su revalorización suba. Cuando llega el momento, se desprenden del coche sin ningún tipo de problema ya que no hay afición al automóvil, sino por el dinero.

Los coches más caros de la historia

Para ilustrar el disparate en la subida de precios en el automóvil de colección y clásico, hemos hecho un selección con los cinco coches más caros de la historia. Automóviles que pasan de unas manos a otras a través de subastas especializadas por cifras que pueden cortar la respiración. En la lista se han colocado empezando por el ‘más barato’ de los cinco. Aunque decir barato cuando se habla de cantidades de dinero como las que estás a punto de ver, es casi una falta de respeto a muchas personas.

Alfa romeo 8C 2900B Lungo Spider de 1939

Los coches más caros de la historia
La firma italiana Alfa Romeo lleva muchísimos años en funcionamiento. Actualmente están trabajando para recuperar su imagen y prestigio, para lo que necesitan todavía cierto tiempo. Pero antaño, alfa fue uno de los fabricantes más respetados del mundo. Sirva como ejemplo, que fueron los primeros en ganar el Mundial de Fórmula 1 en 1950.

En tiempos pasados los fabricantes basaban sus coches de calle en desarrollos para competición, principalmente cuando se trataba de modelos deportivos. Básicamente se tomaba el coche de calle y se ‘descafeinaba’ para que fuera usable y fiable en vías públicas. Precisamente lo que ocurría con este modelo en concreto, cuya denominación de ‘8C’ hace referencia a su motor, un ocho cilindros diseñado por Vittorio Jano para competición.

Durante una subasta, fue adjudicado por 19,80 millones de (agosto 2016). Una cifra que no se alcanza ‘porque sí’. Este Alfa tiene una historia oculta, ya que no existen registros desde su fabricación, 1939, hasta 1949. Luego se sabe que acabó en Brasil, ganó en el circuito de Interlagos con el piloto Mario Tavares para posteriormente, ser desmontado, equipado con un motor de Corvette y revendido varias veces hasta que finalmente se restauró.

Bugatti Type 41 Royale Kellner Coupe de 1932

Los coches más caros

Si tuviéramos que elegir una marca soberbia, con un ego desmesurado y víctima de su propio orgullo, sin duda nos decantaríamos por Bugatti. El fabricante francés (si, francés, no italiano) creador del primer coche de producción con 1.000 CV y capaz de alcanzar los 400 km/h; el Bugatti EB16.4 Veyron.

Ettore Bugatti, el fundador, tenía una máxima y que era que sólo fabricaba lo mejor de lo mejor, con el objetivo de construir el ‘mejor coche del mundo’. Algo que pretendió hacer realidad junto a su hijo, cuando crearon el Bugatti Type 41 Royale. Un automóvil tan sumamente caro, que sólo fueron capaces de vender seis unidades; ni las casas reales podían permitírselo. Era un modelo absurdo en todos los sentidos. Exagerado.

Fue considerado durante mucho tiempo el coche más caro de la historia, aunque actualmente está valorado en 20,65 millones de dólares. Tenía un motor de 13.000 centímetros cúbicos y 300 CV a 1.800 revoluciones. Pesaba algo más de 3.000 kg y en su época costaba más de 40.000 dólares (un Rolls-Royce apenas rozaba los 30.000).

Jaguar D-Type de 1955

Coches caros

La firma británica tiene a sus espaldas una historia envidiable en competición, con varios triunfos en una de las carreras más famosas y duras del mundo: las 24 Horas de Le Mans. Una victoria que precisamente, logró con un Jaguar D-Type en 1955. Un automóvil deportivo del que se fabricaron muy pocas unidades.

El D-Type es el Jaguar más cotizado entre coleccionistas, pro nuestro protagonista suma a este hecho el haber sido la primera unidad fabricada y que además de ganar en Le Mans en 1955, lo volvió a conseguir en 1956 y en 1957 compartió victoria con otros tres Jaguar D-Type.

Se subastó por 21,78 millones de dólares convirtiéndose en el Jaguar más caro de la historia y al mismo tiempo, en el automóvil británico más caro de la historia.

Mercedes W196 de 1954

Coches de alta gama

Cuarto clasificado en la lista, pero en realidad es el segundo coche más caro del mundo. El Mercedes W196 que aquí nos ocupa cambió de propietario por 29,60 millones de dólares y tiene motivos para ser un automóvil importante en la historia, aunque, no los suficientes para costar ese dineral a ojos de muchas personas.

Se trata de un Fórmula 1 de la década de los 50, la primera de la historia del campeonato que comenzó en el año 1950. Un monoplaza muy diferente a lo que se entiende hoy como un coche de la categoría. Fue pilotado por el famosísimo Juan Manual Fangio, habiendo ganado dos campeonatos del mundo de Fórmula 1. Además, es la única unidad que existe en el mundo de este modelo, habiéndose perdido el resto.

El coche fue examinado por Mercedes-Benz Classic, la división de la casa alemana que se encarga del patrimonio histórico de la empresa, para certificar su autenticidad. Y es que este vehículo fue una revolución incluyendo inyección electrónica, suspensiones independientes, chasis tubular extremadamente ligero, un motor de ocho cilindros…

Ferrari 250 GTO de 1962

Coches más caros de la historia

El Ferrari 250 GTO es un mito para la marca y para sus seguidores. Ha sido catalogado en diversas ocasiones como el Ferrari más bello de la historia y medios especializados como ‘Sport Car International’ lo posicionaron en el octavo lugar entre los mejores deportivos de la década de los 60.

Se presentó en 1962 y sólo se fabricaron 39 unidades para todo el mundo. Era un coche de carreras, pero como se hacía en aquel entonces, homologado para circular por vías públicas. Ibas al circuito, corrías y volvías a casa en el mismo coche. Un modelo, por cierto, que lo ganó casi todo.

En agosto de 2014 se vendió una unidad por 38,12 millones de dólares, una cifra que lo coloca en cabeza de la lista. Pero a finales de 2016 apareció una unidad cuyo precio se estimaba en los 40 millones de dólares y al parecer, se habla de una unidad vendida por 52 millones de dólares. No obstante, esto último son rumores porque ninguna de las dos partes implicadas ha hecho nunca declaraciones al respecto.

Los coches más caros de la historia
Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *