Mercedes CLS. El precursor da un paso al frente

Mercedes CLS 2018

Hay ocasiones en las que arriesgarse puede suponer un estrepitoso fracaso. Pero como quien no arriesga, no gana o al menos eso afirma el conocido dicho, Mercedes dió un paso adelante y lanzó, en el ya lejano 2003, el Mercedes CLS. Un modelo que marcó un antes y un después en lo que se entendía como sedán.

Con la primera generación, de la que se vendieron casi 170.000 unidades en cosa de siete años, provocó un aluvión de modelos ‘inspirados’ en el CLS. Sedanes con estilo cupé (así los llamaron), que abarcaba desde el ´humilde’ Volkswagen Passat CC –y el sustituto actual, el Volkswagen Arteon–, hasta el Porsche Panamera. De hecho, es posible que sin el CLS nunca hubiera existido un Panamera, ni tampoco un Audi A7 o un BMW Serie 6 GRan Coupé. Fue un modelo que sólo dió satisfacciones a Mercedes, creando un nuevo segmento; creó un nuevo estilo en el aburrido segmento de los sedanes.

Mercedes CLS Edition 1

 

Tras casi 15 años, el Mercedes CLS se renueva otra vez. Y lo hace de forma muy notoria. Sigue manteniendo todos los rasgos que siempre han caracterizado al modelo, como la curva que define la línea de techo o la silueta, alargada y deportiva. Pero ahora luce una imagen más refinada, abandonando los marcados nervios laterales y optando por superficies más lisas, más limpias. Toma ideas de los últimos conceptos que la marca ha ido presentando hasta el momento, combinándola para conseguir una personalidad propia. Según el ángulo desde el que se mire, puede recordar al Mercedes CLA, pero es un mal menor.

Podríamos decir que estamos viendo la versión de producción del Mercedes-AMG GT Concept, pues casi todo en el nuevo CLS hace recordar a dicho prototipo. Lástima que se haya desechado la trasera del GT Concept, porque había sido redondear un modelo bastante atractivo, mucho más que la generación saliente para quien esto escribe. Aunque los pilotos del nuevo Mercedes CLS incorporan LED de efecto tridimensional.

Mercedes CLS 2018 vista lateral

Igual de notable o puede que más, son los cambios en el habitáculo. Aquí, su origen Mercedes es innegable, estando heredado directamente del Mercedes Clase E. Destaca, como en el ‘E’, la instrumentación compuesta por dos pantallas de 12,3 pulgadas o, por otra parte, los aireadores retroiluminados –cambian de rojo a azul y de azul a rojo según la temperatura seleccionada en el climatizador– o el volante procedente del buque insignia, el Mercedes Clase S. Podrá contar con 64 colores para la iluminación ambiental, molduras de madera de poro abierto y todos los elementos necesarios para conformar un habitáculo espectacular, se mire por donde se mire.

De todas formas, aunque gran parte de los componentes del habitáculo procedan de otros modelos de la firma -no es precisamente un problema-, desde Mercedes se asegura que el diseño de los asientos es exclusivo del Mercedes CLS y por primera vez en la saga, llega homologado para cinco ocupantes. Espacio no faltará de todas formas, siendo un sedán que roza los cinco metros de largo. Y la comodidad tampoco, pues a la conocida calidad de fabricación de Mercedes y a todo lo comentado hasta el momento, hay que sumarle una aerodinámica muy cuidada, con un Cx de 0,26.

Mercedes CLS 2018 vista tres cuartos trasera

Esa cifra no sólo asegura un buen comportamiento de la carrocería respecto al flujo de aire, sino que ofrecerá una menor rumorosidad al crear muchas menos turbulencias. Resumiendo: habrá menos ruidos producidos por el aire.

Y por si todavía no nos hemos dado cuenta de su claro enfoque de lujo y al cuidado del pasaje, la propia firma destaca el sistema Energizing Comfort Control. Un dispositivo que controla aspectos como la climatización –incluyendo hasta la fragancia-, asientos -climatización, masaje…–, el volante calefactable y hasta detalles como la iluminación ambiente o la música. Hay seis posibilidades: Freshness, Warmth, Vitality, Joy, Comfort y Training –que a su vez tiene otras tres opciones–.

Habitáculo del Mercedes CLS Edition 1

Espectacular. Tanto, como todo lo que esconde bajo su nueva apariencia. El esquema de suspensión, completamente independiente, se componen de un eje delantero de cuatro brazos y un trasero que suma cinco. De serie contará con un equipo elástico convencional, contando con el Dynamic Body Control totalmente regulable –y tarado deportivo– en opción y el tren de rodaje Air Body Control como la opción más avanzada y tecnológica.

La gama de motores es totalmente nueva. Inicialmente sólo estará disponible con motores de seis cilindros en línea, destacando el EQ Boost, un propulsor con sistema eléctrico de 48 voltios. Este será la mecánica que anime al Mercedes CLS 450 4MATIC, anunciando 367 cv con otros 22 cv disponibles a través del sistema eléctrico. Con esos 22 caballos se asiste al motor de combustión en fases de aceleración y se alimenta la batería mediante recuperación de energía.

Asientos delanteros del Mercedes CLS Edition1

En la gama diésel también habrá motores de seis cilindros inicialmente. Los Mercedes CLS 350d 4MATIC y 400d 4MATIC con 286 y 340 cv respectivamente. Se trata de bloques de aluminio con pistones de acero, recubrimiento NANOSLIDE para las paredes de los cilindros, control de alzada de válvulas CAMTRONIC –es la primera vez que equipan este sistema– y turbo de dos etapas.

Durante su primer año de comercialización, como viene siendo costumbre en Mercedes, estará disponible una edición especial denominada Mercedes CLS Edition 1. Como cabe esperar, su dotación será más generosa con equipamiento exclusivo, tapicería de cuero nappa con costuras en contraste, calandra específica con detalles cromados, elementos en color cobre y el paquete exterior AMG Line entre otras cosas -de color gris en las imágenes-.

Mercedes CLS 2018

No obstante, como curiosidad y a modo de muestra del equipamiento que puede llegar a equipar el nuevo Mercedes CLS, cabe mencionar el sistema PRE-SAFE Sound. Mediante los altavoces del equipo de audio, se emite un sonido con la intención de preparar el oído interno y así protegerlo de sonidos fuertes como el emitido en caso de impacto. También incorpora unos faros de LED que la marca denomina ULTRA RANGE y que, según anuncian, generan la máxima intensidad lumínica permitida por la legislación.

Se coloca un escalón por encima del Mercedes Clase E, justo debajo del Clase S, ofreciendo un estilo mucho más dinámico y más desenfadado que los mencionados sedanes alemanes. Aunque, a tenor de las fotos, la elegancia y la clase domina la escena.


Mercedes CLS. El precursor da un paso al frente
Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *